TORTUGA LEOPARDO

foto de una tortuga leopardo

Características

Las tortugas leopardo se caracterizan por poseer un caparazón muy “abombado”, en él se destaca el color amarillo, mezclado con un patrón de manchas irregulares de color verde muy oscuro (podríamos decir que es negro) lo que provoca que el contraste entre las dos marcas sea aun más grande.

En los animales de más edad y de más tamaño, estas manchas “negras”, son inferiores, llegando en algunas ocasiones a ocultar medianamente.

Las placas que forman el caparazón de estas tortugas, acostumbran enseñar protuberancias, dándoles un aspecto piramidal, las tortugas adultas llegan a lograr los 10 kg de peso y un tamaño de 50 cm precisamente (se han encontrado ejemplares que superaban los 60 cm).

La cabeza de estas “tortuguitas”, es chiquita en proporción al resto del tamaño de su cuerpo, en las extremidades podemos encontrar unas fuertes uñas con las que tienen la capacidad de excavar sus madrigueras en el lote.

Para lograr distinguir a un macho de una hembra, tenemos que tomar en cuenta los siguientes aspectos: Los machos tienen un caparazón más ajustado que el de las hembras (digamos que es más rectangular). Además, las placas que forman el plastrón (la “barriguita”), tienen un arqueamiento particular para hacer más simple el acoplamiento a lo largo de la copula.

Si podemos ver a dos ejemplares del mismo tamaño y diferentes género, podemos tomar en cuenta el peso, los machos tienden a pesar menos que las hembras aunque sean del mismo tamaño.

Alimentación

Las tortugas leopardo son vegetarianas, en independencia se alimentan de pastos, vegetales tiernos y carnosos que encuentran a su paso, y de los frutos caídos de los árboles con los que se topan.

Les encanta cualquier clase de planta, por lo cual nosotros hemos de ofrecerles una dieta con un contenido elevado en fibra vegetal. Las verduras, no tienden a ser “santo de su devoción”, aunque tienen la posibilidad de llegar a comerlas pero siempre con moderación.

Para emular una dieta más natural tenemos la posibilidad de ofrecerles heno y alfalfa como complemento de una dieta fundamentada en verduras de hoja verde, como por ejemplo: las hojas del brócoli, endibia, canónigos, diente de león, son algunas de las configuraciones y variedades que tenemos la posibilidad de ofrecerles.

La lechuga “no esta permitida”, no por que no les agrade, sino por su poco aporte nutritivo. Si nos fijamos en el volumen total de comida que ingiere nuestra mascota, nos daremos cuenta que es tanto o más que el volumen de su cuerpo.

Esto se origina por que para contemplar todos sus requerimientos energéticos, a partir de verduras requieren una cantidad más grande de alimento, que si fuese un animal carnívoro.

Hábitat

Esta clase de tortuga es propiedad del conjunto de naciones africano, concretamente de las ubicaciones de Etiopía, Namibia, Zambia, Botswana, Angola.

Las “tortugas leopardos”, nombre por el que se las conoce frecuentemente, acostumbran hallarse en zonas de clima desértico o semidesértico, en estas zonas las oscilaciones térmicas entre el día y la noche son muy fuertes, llegando en varias oportunidades a sobrepasar los 20ºC de distingue de temperatura entre los dos periodos del día.

Suelen evadir las ubicaciones con vegetación densa por serles más caro el movimiento, pero se las encontró en sitios de sabana con arbustos.

Durante la temporada del año más calurosa, suelen esconderse en madrigueras en la tierra, y van al exterior a lo largo de las horas del atardecer y el anochecer para alimentarse.

Este mismo accionar, además lo hacen a lo largo de la etapa de lluvias.Normalmente, ellas mismas excavan sus madrigueras en el suelo arenoso, pero no van a desperdiciar la posibilidad de ocupar una “casa” ajena que haya sido dejada por sus anteriores “propietarios”.

Deja un comentario